El aprendizaje, si se disfruta, deja huella. Por eso nuestros campamentos de verano siempre tienen como protagonistas a la imaginación, la participación y el juego. Hoy os hablamos de “Viaje en el tiempo”, el campamento urbano que acabamos de finalizar y en el que griegos, egipcios, romanos, aztecas y mayas nos han acompañado a lo largo de un divertido viaje por la historia. ¿El objetivo? Promover hábitos de vida saludables entre los más pequeños.

Casi 30 niños y niñas de entre 6 y 12 años han participado este campamento financiado por el Consejo Social del Barrio España – San Pedro Regalado y desarrollado por nuestra fundación. Durante las mañanas del 9 al 20 de julio, en el CEAS de esta zona se han trabajado de manera lúdico-deportiva objetivos como:

– Fomentar hábitos de higiene diarios

Probamos un gel que delataba a quien no se lavase bien las manos…

¿Cómo canalizaban el agua los romanos? Las alcantarillas nos sirvieron de inspiración para diseñar nuestras propias camisetas, ¡imaginación al poder!

– Concienciar sobre la importancia de los alimentos saludables en nuestra dieta diaria

En nuestro viaje por la cultura asiática descubrimos que los insectos forman parte de la dieta de muchos países y culturas… Acertaste, nos atrevimos a probar unos pequeños gusanos… ¡con sabor a ajo y finas hierbas!

Nunca faltamos a nuestra cita diaria con el almuerzo saludable. También nos pusimos  el delantal e hicimos yogur, crema de cacao y helados caseros:

– Enseñar actividades saludables de ocio y tiempo libre:

La lista de actividades sanas y divertidas es muy larga: yoga, ninjutsu, mandalas, caleidoscopios con material reciclado, jugger, visitas al Museo de la Ciencia y a la biblioteca Entrelíneas, uso de herramientas de gamificación como una gymkana con códigos QR…

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Tomar conciencia de la utilidad e importancia de las normas en nuestra vida diaria:

Aprendemos a trabajar en equipo, a respetar normas y límites; y a conocer nuestros
fortalezas y aquellas que nos hace falta trabajar a través de  una plataforma digital
de gestión de comportamiento y de herramientas de gamificación.

Queremos darle las gracias al Consejo Social Barrio España – San Pedro Regalado, del Ayuntamiento de Valladolid, por financiar un año más esta actividad.  Y tampoco queremos olvidarnos de todas aquellas personas y entidades que, de forma desinteresada, han aportado su granito de arena para conseguir un campamento divertido, didáctico y solidario.

Gracias…

– A Vidal y Marcos por sus clases de ninjutsu, ¡nos sentimos como verdaderos ninjas!

– A María por enseñarnos a cuidar nuestro cuerpo y mente con su clase de yoga.

– A Paquita y Teresa por contarnos cómo eran sus barrios cuando eran niñas y descubrir cómo era su vida diaria. Sí, ¡se divertían perfectamente sin móviles!

– A Miguel de la Asociación Vecinal Unión Esgueva por dejarnos usar su huerto urbano.

– Asociación de Jugger y Softcombat Valladolid por acercarnos a la Edad Media a través de este  divertido deporte.

– A la Biblioteca Entrelíneas, de la Asociación de Vecinos Unión Esgueva, por enseñarnos tantas curiosidades de la cultura y escritura egipcias.

-A Alberto de la asociación Genext por dejarnos las herramientas para experimentar y ver que somos conductores de electricidad.

¡Nos vemos el año que viene!

Comparte este contenido en las redes sociales
    Un verano para viajar en el tiempo

    Deja un comentario